Lucas Granja aprovechó su oportunidad

Lucas Granja, el piloto de Ford del Quilmes Plas Racing, aprovechó un error de Carabajal y ganó la final del TC Pista Mouras. El entrerriano Hernández (Martínez Competición) y el experimentado Diego Martínez (JP Carrera) completaron el podio, respectivamente.

En la primera vuelta, el Ford de Nicolás Morán y la Dodge de Ramiro Granara se despistaron con una condición de pista húmeda y generaron el ingreso del auto de seguridad. En el relanzamiento, en la tercera vuelta, terminó fuera de la cinta asfáltica el Ford de Sebastián Salse y no le dieron respiro al pace car, que volvió a entrar en el circuito.

Antes de abrir la sexta vuelta, cuando se iba a relanzar, Lucas Carabajal, el chaqueño del equipo de Claudio Bisceglia, entró en trompo y perdió el liderazgo de la carrera en manos de Lucas Granja.

Esa incidencia le permitió a Francisco Hernández, el entrerriano de la estructura del Gurí Martínez, situarse como nuevo segundo y a José Rasuk, el pergaminense de Las Toscas Racing, aparecer como nuevo tercero.

En un intento por transformarse en el nuevo escolta, Rasuk exigió una maniobra por demás y terminó fuera de la pista desperdiciando la buena cosecha de puntos que tenía hasta el momento. Diego Martínez, el experimentado piloto del JP Carrera, heredó el tercer lugar.

Federico Gaita, el compañero de estructura de Martínez, fue regular, se mantuvo siempre en pista a pesar de los incidentes y finalizó con un destacado cuarto lugar.

Fue muy buena, también, la labor de Lucas Carabajal. El chaqueño, luego de su trompo en la previa al relanzamiento, había quedado vigésimo tercero y cruzó la bandera a cuadros en la séptima colocación.

Granja fue letal: aprovechó la oportunidad, volvió a ganar en la categoría, estiró la diferencia en la cima del campeonato y ratifica que es el gran candidato a pelear por la corona.